fbpx

Por Alexander Nova

En la vida, el éxito no es determinado por lo tanto que SABES, sino por lo que HACES con lo que sabes, y las finanzas personales no es la excepción. No basta con tan solo aumentar la inteligencia financiera y adquirir nuevos conocimientos, también debemos de buscar maneras de APLICAR lo aprendido.

Una forma de hacerlo es identificar aquellos hábitos que no te están apoyando al logro de tus objetivos y modificarlos con estrategias creativas que funcionen para ti. Una vez que empieces este proceso, empezarás a ver los RESULTADOS.

Para apoyarte a identificar algunos, aquí te comparto 5 hábitos que pueden estar afectando tus finanzas.

1 – Adquirir malos hábitos por asociación.

Adoptamos los hábitos de aquellos que están en nuestro ambiente: nuestros padres, profesores, familiares, compañeros de trabajo, vecinos, mentores, entre otros. Estos hábitos, especialmente los financieros, puede ser positivos o negativos. Si te rodeas de personas que no tengan buenos hábitos financieros, es muy probable que tú seas el/la siguiente. Para cambiar esto, empieza por asociarte con aquellas personas que tienen los hábitos que deseas desarrollar y controla el tiempo que pasas con aquellos que no los tienen.

2 – Depender de tarjetas de crédito para financiar el estilo de vida.

Si llevas meses pagando el mínimo de la tarjeta y utilizas todo tu ingreso para pagarlas, has perdido el control de tu tarjeta y estas usando ingresos futuros para financiar tu estilo de vida actual. Es muy probable que estés viviendo por encima de tus posibilidades, forzándote a endeudarte, lo que te deja totalmente desprotegido frente a la ocurrencia de algún imprevisto.

Puedes subsanar esto llevando un registro de sus gastos, que consiste en anotar todo lo que gastas, con el fin de crear conciencia sobre tus hábitos de consumo. Esto, junto con un presupuesto en el que le asignes un monto a cada categoría, te servirá para comparar lo que planificaste que ibas a gastar versus lo que realmente gastaste y hacer los ajustes necesarios.

3 – Gastas dinero fácilmente

El dominio propio es uno de los factores más importantes a la hora de predecir el futuro financiero de una persona. El gasto esporádico normalmente es causado por emociones y falta de dominio propio. 

¿Te ha pasado alguna vez que cuando vas a la tienda, y estas llegando a la caja a pagar, ves algún artículo cerca de la caja y se te antoja y lo echas en el carrito, aunque no estaba en la lista de compras? Las tiendas sitúan estos productos para sacarle provecho a la posibilidad de su impulso para comprar.

¿Qué podemos hacer en estos casos? Como el gasto espontáneo es un acto subconsciente, el remedio es tener conciencia al respecto. Al saber que esos artículos están ahí para aprovecharse de ti en muchos casos, ya podrás mantenerte en tu lista y no salirte de ahí. Te dará la sensación que estas en control de tu gasto y con triunfos repetidos, desarrollaras los músculos del dominio propio.

4 – No ahorras.

Muchos de los millonarios tienen el hábito de ahorrar. Mientras más ahorres desde una edad temprana, mayor riqueza podrás acumular. Muchos encuentran que ahorrar no tiene sentido, pero hay algunos ahorros que valen la pena hacerse, tales como: 

  • Fondo de emergencia
  • Ahorro para el retiro
  • Ahorro para la educación de los hijos
  • Ahorro para inversión o hacer crecer tu patrimonio.

Si algún día quisieras ser financieramente libre, desarrollar el hábito de vivir por debajo de tus posibilidades, dígase de un 80% a un 90% de tu ingreso y ahorre el resto.

5 – No llevas el registro de tus gastos

Saber hacia donde va tu dinero te da control sobre tus finanzas. Podrías darte cuenta que pagas cosas que no usas, como suscripciones, membresías y demás. Cuando el gasto en alguna categoría de tu presupuesto ha cambiado y tengas que hacer ajustes del mismo. Siempre manteniendo el balance, si aumento el gasto en una categoría, debo reducirlo en otra.

En fin, si deseas acumular riqueza, tus hábitos financieros son fundamentales para lograrlo. Solo necesitas gastar menos de lo que generas y ahorrar e invertir la diferencia. Es un proceso que toma tiempo, ahora, que tanto tiempo tome dependerá de ti y los hábitos que desarrolles. Así que te exhorto a que empieces HOY a construir los hábitos que te darán el control de tu vida.