fbpx

Por Yan Suriel

Cuando desarrollas una marca o un proyecto y no me refiero a nivel gráfico, si no a todo lo que implica desarrollar un modelo de negocio rentable, uno de los objetivos principales, es que éste sea capaz de transmitir aquellos valores y beneficios del producto o servicio que ofreces de manera cristalina. Pero si este es el primer objetivo, una consecuencia de éste debería ser que aunque nuestro cliente no compre, se quede con nuestra marca. 

Los mensajes de marketing luchan en batallas visuales por una pizca de atención. Y solamente las marcas que dominan el arte de la autenticidad, consiguen el trofeo de esa batalla: ganarse un espacio en la memoria y el corazón de su audiencia.

En el mundo en el que vivimos donde viramos entre la urgencia, el ruido y la prisa, cuando una marca manda un mensaje, este tiene que ser como el neón y DESTACARSE.

¿Por qué trabajar con el principio de memorabilidad?

Ocupar un espacio en la mente y corazón del comprador. Y es que cuando te ganas ese espacio en la memoria de tu lector o cliente, es difícil que te comparen con alguien más.

Tener mucha claridad entre el triángulo amoroso perfecto: tu producto, tu cliente y tú. Trabajar con este principio, implica tener muy claro, tus fortalezas, mensajes y objetivos. Se ha hecho previamente mucho trabajo introspectivo, por tanto, estás súper focalizad@ en conseguirlo.

¿Qué elementos te pueden ayudar a que tu marca sea memorable?

EL NOMBRE: Un buen nombre. Corto, sencillo y quizás con un toque fresco, puede hacer gran parte del trabajo en nuestra memoria.


EL COLOR: Ya sabes que el color esconde un lenguaje poderoso. Escoger el color perfecto puede ayudarte a ganar la batalla del olvido.

TU HISTORIA: El Storytelling es una de las técnicas más potentes a la hora de presentar una idea, un ejemplo de cliente feliz, o tu propia historia. 

LOS SENTIDOS: La estimulación de los sentidos despierta nuestro cerebro más primitivo y es lo que hace que sean recordadas. 

Estos y muchos otros nos recuerdan el objetivo principal de una marca: MARCAR.

Nunca olvides ser recordado.